Skip to content

La dignidad del trabajador

febrero 9, 2008

Menos mal que existen escritores de la talla de Bertrand Russell y que nos transmiten su filosfofía de vida sencilla y pragmática que si no…
Y es que en este mundo con ataques continuos a la integridad de la persona, donde ni la dignidad del trabajador se puede mantener, es muy difícil levantarse cada día con ganas de luchar por ser un poco más feliz.
Realmente os preguntareis que por que hoy tocan esta seríe de comentarios, la respuesta es fácil, os voy a contar una historia.

Un individuo decide empezar a buscar ofertas de trabajo, ya que después de algún tiempo esta cansado de las condiciones laborales que tiene y quiere algo más digno. Empieza por Internet, es poco probable, pero nunca se sabe. Un buen día contactan con él, por una entrevista que hizo hace ya tiempo para un puesto que no le compensaba, pero ahora la cosa cambia, le ofrecen otro cargo con cierta dignidad, o casi dignidad completa, piensa. Por fin parece que todo empieza a salir como debe. Además está contento de tener estabilidad sin salir de su línea profesional. No para de ver la web, realmente esta encantado con la empresa. Y se prepara para comenzar el proceso de selección, tiene la primera entrevista, luego la segunda y por fin le llaman para darle una respuesta. Le han cogido pero tiene que empezar ya mismo.

¡Ya mismo! ¿dónde están los 15 dias de aviso? bueno, puede dejarlo todo arreglado, hay un segundo de a bordo en su anterior trabajo, perfectamente capacitado para sustituirle en el cargo, pidiendo un poco de flexibilidad a su nueva y flamante empresa seguro que puede dejar todo encajado. Así ocurre, perfecto. A los dos días empieza a trabajar.

Y se sucede un día y luego otro y otro más y al siguente sus jefes tienen una reunión con él.

“Mire lo sentimos mucho pero tenemos un “filing” y creemos que no tiene el perfil para este puesto, pero no se preocupe que no decaiga su autoestima que no es un cuestión de fallos o de falta de conocimiento, que sabemos que de sobra esta capacitado para las competencias de su cargo, es simplemente una sensación, ya sabe como son estas cosas… Por supuesto sabemos que es un despido improcedente y le indemnizaremos con los “15 días de AVISO”” (que nuevamente no le dan).

Y asi es como nuestro nuestro individuo se queda sin trabajo, y vuelve a su hogar a encender su ordenador, abrir su correo y retornar al eterno vagar por infojobs.

Y yo me pregunto, cuando alguien contrata a alguien, y no me refiero a una empresa contratando a un trabajador, no, me refiero a un ser humano contratando a otro, cuando le entrevista y le mira a los ojos, cuando pregunta uno y el otro responde y por fin le selecciona, ¿no es ahí cuando las sensaciones surgen? no es ese el proceso para saber si hay o no hay filing? Cuando esta persona, repito, persona, que no empresa, prescinde subitamente de un trabajador despues de exigirle que lo deje todo para entrar equipo, sera consciente esta persona que su ex-trabajador va a llegar a casa para decirle a los suyos, señores, ya no entra dinero en casa, y no entra por el filing de un tipo que ayer me contrato y hoy me ha despedido.

¿Es acaso dignidad pedir un compromiso y no entregar nada a cambio?.

En resumen caballeros que menos mal que existen escritores que transmiten una serenidad de pensamiento para que, incluso en estas situaciones, se pueda sacar el lado cómico y de provecho a la vida.

Anuncios

From → Artículos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: