Skip to content

La niña del dedo en la boca (borrador de una historia por ampliar)

abril 19, 2010

Roberta siempre se metía el dedo en la boca, cada vez que comía y algo se le quedaba entre las muelas o en el gran agujero que un día dejó un empaste caído, cada vez que estaba nerviosa y no sabía que hacer, cada vez que sentía que la estaban mirando, cuando estaba tranquila en el sofá viendo una película, o cuando se sentaba en su sillón a escuchar música y leer tranquilamente, cuando se iba a su terraza a observar pasar las nubes, o cuando esperaba en un bar mientras veía caminar a la gente.
Un día Roberta empezó a descubrir que tenía un dedo más pequeño que los otros, que se le estaba gastando de tanto metérselo en la boca, así que decidió que alternaría los dedos, pero esto no le funcionaba porque no todos los dedos eran tan cómodos, luego pensó en colgarse un palillo de dientes bonito del cuello, pero era muy despistada y siempre se le olvidaba en el baño cuando salía de la ducha.
Triste y desolada, probó diferentes posibilidades sin que ninguna funcionara, incluso pensó en una prótesis que sustituyera a su dedo o a lo que quedaba de él, pero finalmente no le quedó más solución que llamar a su dentista y rellenar el hueco de su dentadura al que tanto cariño le había cogido.

Anuncios

From → microrrelatos, Textos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: