Skip to content

El miedo.

abril 26, 2010

Sentía como le perseguían, notaba la presencia a cada paso suyo, al doblar la esquina, al cruzar la calle. Se pasaba todo el día escondiéndose, nada impedía notar ese ser tras su espalda. Pidió ayuda pero nadie veía nada, sólo ella sabía que no estaba loca. Un buen día se levantó y notó que ya no estaba, que había desaparecido. Pronto se dio cuenta que el día era gris y que no se proyectaba su sombra.

Anuncios

From → microrrelatos, Textos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: