Skip to content

Estrategias de Guadalupe. (1ªparte)

junio 2, 2010

Despota y castigadora, en fase “destroyer”, en promoción y ascendiendo, todos estos momentos rodean a Guadalupe. Me contó su estrategia para olvidarse del amor y es calentar su cama con olores diferentes, tener varias toallas limpias y cuando tiene la regla quedarse sin sábanas. Mañana iré al Ikea y compraremos varios juegos de repuesto, que tampoco se puede poner una lavadora diariamente. Ella nunca engaña, simplemente calla o ridiculiza situaciones haciéndolas parecer muy normales, banaliza las emociones y quita hierro al asunto, no quiere ser mala, sólo divertirse un poco y hacer que los demás pasen un rato agradable.

Allá por enero estaba con Marco Polo y éste se atrevió a preguntarle que cuantos amantes más tenía, ella con su inocencia correspondiente contestó: “de momento sólo tú pero pregúntame lo semana que viene” Marco Polo ya no le preguntó más y menos mal pues a la semana siguiente ya se tenía que gestionar el tiempo para hacer casting. Guadalupe los probaba dos veces, eso sí a la tercera sólo llegaba si alguna de las anteriores había merecido la pena. Pero tampoco era tan dura como para despachar de una tacada, Guadalupe desechaba el amor comprometido pero nunca el cariño, era tierna y dulce, le gustaban los abrazos y los momentos cálidos. Eso sí no más de tres días seguidos con el mismo.

Anuncios
One Comment
  1. The tourist permalink

    Ella nunca me preguntó si queria olvidar sus olores…me desnudó completamente de mi blanca palidez…me dejó desprotegida de todo recuerdo, que como un ancla, me retiene en la seguridad del puerto conocido.

    Ella nunca fingió sobre mi…todo lo que de ella salía manchaba mi piel con el aroma de sus entrañas, pero mientras lo hacía…se ridiculizaba llamándose loca…diciendome una y otra vez, “esto se tiene que acabar”. Todo tiene un final, justo cuando empiezas a pronunciar un te…llega. Sin aviso. Por encima del albedrío déjame elegir cuando terminar con mis huesos sobre la pila de objetos a quemar en una noche de verano.

    Acabó ridiculizandolo todo dirante el día, por las noches lloraba sobre mi…Siempre se levantó con una sonrisa legañosa…siempre veía el sol salir aún cuando no había ventana en nuestra habitación.

    Hizo suyo el lema ” al tercer día resucitó”. Vivía cada conquista como la última, entre caricias de alquiler y silencios forzados ante preguntas impulsivas del pequeño niño grande. Guadalupe siempre terminaba resucitando dejando atrás las lanzas de sus captores buscando su olor perdido en la noche. Le gustaba recibir abrazos pero no ser esclava de ellos. Apretó el paso mientras jugueteaba con una moneda con dos caras, sonriendo al tercer día al descubrir…

    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: