Skip to content

Iván el Torturador hace amigos.

julio 24, 2010

Iván estaba sentado en frente, jadeando y bebiendo su whisky con hielo a sorbos grandes, mientras sus pequeños ojos estaban abiertos del todo debido a la excitación del momento y explicaba la importancia de lo que Ramiro había hecho por él.
-Ahora estoy en deuda contigo, así que pase lo que pase eres como mi hermano si alguien te jode me lo dices y yo me encargo de todo.
Ramiro era delgado un chaval de barrio sin mundo vivido, de buena familia, no tenía nada que ver con Iván, pero miraba y observaba sin mediar palabra.
Iván seguía su discurso mientras iba sacando sus armas para enseñárselas a Ramiro, era su manera de afianzar su amistad. Ivan creía que al enseñar sus trofeos los lazos se endurecían. Sacó su shiv mientras explicaba cuanto le había costado construírselo en la cárcel, ya que era muy difícil conseguir los materiales allí dentro. Pero muchas de las veces que había salvado su vida se las tenía que agradecer a ese puñal casero que llevaba la sangre de unas cuantas sanguijuelas podridas que no servían para nada. Luego sacó la Tokarev TT-33, la pistola de su padre.
-Me la regaló justo antes de su muerte y me dijo que tenía que aprender a ser un hombre; el muy cabrón me enseñó a disparar metiéndome un balazo en el muslo, que hijo de la gran…Ahora sí, sabía donde disparar para que doliera pero no dejara huellas, sólo esta cicatriz que ahora casi ni se ve- dice señalando una pequeña al lado de otra que ocupaba el largo de una mano- Pero mi preferida es ésta, se utiliza para caza pero tiene un alcance de 100m y no hay chaleco que se le resista-
Tranquilamente coloca encima su Desert Eagle
-Es yanki pero a mi me la suda, yo paso de política sabes?, lo mío es la familia y mi gente.

Iván era de esos hombre que para mostrarte su confianza te hacia participe de todos su muestrario de armas y era capaz de ofrecerte, de manera gratuita, un trabajo que de por sí costaba unos 12.000€ si sentía que estaba en deuda contigo.
Iván era Ruso, le llamaban Iván el Torturador pero realmente su nombre se pronunciaba “AIVAN” aunque desde que había llegado a España le gustaba que le llamarán por su nombre en castellano le hacía sentir más exótico.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: